miércoles, 17 de octubre de 2007

No Bombardeen Buenos Aires

Qué se puede decir de Malvinas que no se haya dicho aún. Acá transcribo algo donde se describe la paranoia ante la amenaza de un posible bombardeo a Buenos Aires.
Y de la prohibición de escuchar música en Ingles. Y el detalle de que también estaba prohibido hacer referencias a cualquier simbología del peronismo, incluso el 17 de octubre, razón por la cual la reemplazó por "aquella vez".


No bombardeen Buenos Aires, no nos podemos defender.
Los pibes de mi barrio se escondieron en los caños.
Espían al cielo. Usan cascos. Curten mambos escuchando a Clash.
Estoy temiendo al rubio ahora, no se a quién temeré después.
Terror y desconfianza por los juegos, por las transas,
por las canas, por las panzas, por las ansias,
por las rancias cunas de poder.
Si querés escucharé a la B.B.C. aunque quieras que lo hagamos de noche
y si quieres darme un beso alguna vez, es posible que me suba a tu coche.
Pero no bombardeen Busnos Aires!
No quiero el mundo de Cinzano, no tengo que perder la fe.
Quiero treparte, pero no pasa nada.
Ni siquiera puedo comerme un bife y sentirme bien.
Los gurkas siguen avanzando. Los viejos siguen en T.V.
Los jefes de los chicos toman whisky con los ricos
mientras los obreros hacen masa en la Plaza como aquella vez.
Si querés escucharé a la B.B.C. aunque quieras que lo hagamos de noche
y si quieres darme un beso alguna vez, es posible que me suba a tu coche.
Pero no bombardeen Barrio Norte!

2 comentarios:

Ivana Carina dijo...

Me encanta Charly Garcia!
Será lo que sea, pero el don para escribir esas letras no lo tiene nadie.
Pasé mi adolescencia escuchando su música y ahora de "vieja" lo sigo escuchando...
No soy fanática, pero me gusta...
Y si... vengo del otro blog tuyo!!!
Me encanta leer y esto de los blog está copadísimo!!
Saludos Patagónicos!!

amélie poulain dijo...

Excelente blog, y sobre todo el nombre, porque objetivamente se ha venido abajo en cuanto a interpretación pero la autoría de todas sus obras en seú, sui, la máquina... siempre quedarán. Saludos :)

Mucho se habla de la capacidad compositiva musical de Charly. Aca hablamos de su capacidad para escribir los versos más conmovedores, más románticos, más comprometidos, más satíricos y mas irónicos de la música en castellano.