martes, 4 de marzo de 2008

Boletos, Pases y Abonos

En 1976 y ya disuelto Sui Generis, Charly encara un proyecto musical tan ambicioso como único. Luego de haber producido el disco debut de Crucis, primer grupo de música progresiva de la Argentina, decidió hacer lo suyo en el mismo sentido musical. Con Oscar Moro en batería, J. L. Fernández en Bajo, Carlos Cutaia en teclados y un Gustavo Bazterrica de 18 añitos (Los Abuelos de la Nada) en Guitarras, armó La Máquina de Hacer Pájaros, nombre tomado de una historieta llamada "Carlos García y la Máquina de Hacer Pájaros". En su primer disco, además de hacer una música nunca escuchada con anterioridad en la Argentina, también destilo protesta en sus letras contra el gobierno (al que le quedaba poco) y otras pautas de la sociedad. En esta letra por ejemplo, refiere que luego del Adios Sui Generis, pronto le llegaría el reconocimiento de la sociedad al declararlo Ciudadano...legal.
Ante la carencia de registros de videos de las presentaciones de este grupo, y como ya algunos de ustedes, sobre todo los que viven en el extranjero, me han pedido de escuchar algo de La Máquina, les agregué abajo el audio de esta canción increible. Presten particular atención al solo de teclado del final, increiblemente progresivo.

Uh! Me quitan el Sol, me sacan a Dios,
me secan el sudor y el sabor.
¿Quién se puede reír de tanto sufrir
el frío y el calor y el dolor?

¿Quién escupe a los ojos sin resistencia
del que trajo el vino dulce para poder beber?
¿Quién por poco dinero te supo hacer feliz?
¿Quién fue amigo de tus hijos?

¿Y quién consiguió los boletos para verme cantar?
¿Quién les dio un acabado cuadro de su mamá?

Madres, hijas, hermanas, van a escuchar
el llanto del adiós, del adios.
Pronto en ésta ciudad me van a nombrar
ciudadano legal, como vos.

Soy el hijo de todas y el amante también,
¿no se atreve, dulce dama, a ser mi mujer infiel?
Soy el mendigo azul, el que cantó para el rey,
¿no es verdad, noble señora?

Soy quien consiguió los boletos para verme cantar,
quien les dio un acabado cuadro de su mamá.


5 comentarios:

Tiphareth dijo...

Todavía no entiendo por qué razón no me había pasado por acá antes siendo que me encanta Charly García. En fin, vamos a recuperar el tiempo perdido.

Mi primer encuentro con La Máquina de Hacer Pájaros fue en el cumpleaños de una amiga. Se me dio por mirar los cds que estaban ordenaditos a un costado del equipo de música y veo uno que me llama mucho la atención: era La Máquina de Hacer Pájaros de.. La Máquina de Hacer Pájaros. Resulta ser que era del padre de mi amiga y me colgué hablando con él sobre Charly García. Salí tan cebada de información que cuando llegué a casa me puse a buscar canciones para ver qué onda, de qué se trataba...
simplemente me encantó.

¡Adioses, Bruno!

MAROJUNO dijo...

bruno?según yo comenté ayer y esperaba una respuesta...te he preguntado por el bar say no more...y te repito que este blog es mi favorito, que para mi es increíble tanta información que he obtenido gracias a tus posts...besosh

Bruno dijo...

El Bar Say No More existió.

Primero funciono en el barrio de Palermo (cerca de la casa de García) y después se mudó al centro de la Ciudad.
El bar lo gerenciaba Migue, el hijo de Charly, en epocas en las que él no se dedicaba de lleno a la música y tampoco estaban distanciados.

Era un lugar temático, con excelente decoración, y en la que habitualmente caía García a comer y tocarse algo en los teclados.

Había recitales cotidianamente de distintos grupos under y muy buen morfi (comida). Hoy día cerró, no existe por ahora, ya que a Charly no le gusta andar siempre en el mismo lugar y va rotando.

Es habitual aquí estar en un bar tomando unas cervezas y que aparezca garcía a tocar con el grupo que este tocando en ese momento.

En la Ciudad de Mar del Plata, un amigo mío que vive de la música y es igual de fana de Charly que yo, una vez estaba tocando su show habitual en un conocido Pub de allí, cuando ve entre las mesas a alguien que le estaba prestando particular atención, era Charly, quien estaba con una chica tomando un escoces. Se puso muy nervioso imaginate. En uno de los intervalos, el va a buscarlo a la mesa para ir a saludarlo, entonces García se levanta antes que llegue y fue a saludarlo él y lo felicitó.

Lo había mandado el Negro García López (guitarrista de Charly desde el 87 hasta el 93) quien era conocido de mi amigo (y me cantó el felíz cumpleaños a los 17).

Conclusión, Charly de un modo superhumiulde le pide permiso para pasar a tocar con él. Terminaron tocando hasta las 6 de la mañana a dos guitarras.

Increible, verdad?

De Lirium soy dijo...

Qué tema de La Máquina! Genial! Me encanta entrar aquí, se disfruta... Saludos y en mi blog te espera un premio para éste.

Anónimo dijo...

wow...si no manches, que increible...me imagino los nervios de tu amigo que mo mento debió haber vivido...gracias bruno anecdotario super. MAROJUNO.

Mucho se habla de la capacidad compositiva musical de Charly. Aca hablamos de su capacidad para escribir los versos más conmovedores, más románticos, más comprometidos, más satíricos y mas irónicos de la música en castellano.