lunes, 18 de agosto de 2008

Hipercandombe

La Máquina de Hacer Pájaros nació con varias ideas. Una de ellas, era que Charly no quería ser el frontman del grupo. Creía en que se podía tener igualdad de presencia entre varios integrantes. Duró poco. Dos años bastaron para que el grupo grabara dos obras maestras y se disolviera quedando practicamente en el anonimato de la gráfica de los medios, que siempre se preocupa de los fenómenos cuando ya son masivos. El grupo nació casi sin querer. Charly era el productor de una formación de rock progresivo llamada Crucis. Fue tanta la gana que le dio por hacer con sus propias manos lo que estaba grabando, que sumadas a las limitaciones musicales de Sui Generis, llevaron disolver aquel y armar algo más evolucionado, vanguardista. Con las influencias que llegaban de Gran Bretaña de la mano del Génesis de Gabriel, Yes, King Crimson y Pink Floyd, La Máquina de Hacer Pájaros hizo estragos en lo que a evolución sonora se refiere.







Sin embargo, entre tanta preponderacia musical, García no pudo evitar hacerse cargo de las letras, las cuales, para no romper con la rutina, se hicieron cargo de la pesadísima situación reinante en el país. Un detalle: El primer disco de La Máquina, fue grabado antes del golpe de Estado de 1976. El segundo, después. Esta canción, perteneces a ese segundo trabajo, y la letra ya hace mención a la paranoia del peatón -basta con leer la primera estrofa.




Cuando la noche te hace desconfiar
yendo por el lado del río,
la paranoia es, quizás, nuestro peor enemigo.
Cubrís tu cara y tu pelo también
como si tuvieras frío,
pero en realidad te quieres escapar de algún lío.

¡Dejenme en paz! ¡No quiero más!
No hay esperanza en la ciudad.
Mi amada está lejos de acá
en un país hipernatural.

Cuando la lluvia de gas y alquitrán
cubran tu cuerpo podrido
toda tu caretez de amigo no tendrá ya sentido.
Y si te asusta este canto final
o no le encuentras sentido
podés cambiar el dial y escuchar algo más divertido.

¡Dejenme en paz! ¡No quiero más!
No hay esperanza en la ciudad.
Mi amada está lejos de acá
en un país hipernatural.






Hipercandombe


Track 1, Grabación Orignal: Películas, 1977

Oscar Moro, Batería
J.L. Fernández, Bajo
Carlos Cutaia, Teclados
Gustavo Bazterrica, Guitarra eléctrica
Charly García, Guitarras, Teclados y voces.


Track 2, Grabación en vivo, recital presentació de Yendo de la Cama al Living, Estadio Ferrocarril Oeste, diciembre 1982.

Willy Iturri, Batería
Cachorro López, bajo
Gustavo Bazterrica, Guitarra
Andrés Calamaro, Teclados
Charly García, todo lo demás

6 comentarios:

Natita dijo...

Increible tema.

Creo que lo que más me atrapó de Charly es eso...la manera en que habló cuando todos cerraban la boca.
Y cómo habló!

Una maravilla de post.


Besotes.

el_iluso_careta dijo...

para mi instituciones y todo lo de la maquina es lo mejor de charlie...

pily dijo...

muy buen tema..
el primer disco es buenisimo!

Pasajera En Trance dijo...

genial este tema...otro que me hace acordar a mi viejo...siempre lo tararea...

besos!

Templete dijo...

nadie puede poner en duda este maestro

Socio del Desierto dijo...

Quizás la banda menos conocida de Charly, pero no menos genial.
Charly era como un noticiero (pero uno bueno, de los que ya no hay), te contaba la posta de lo que estaba pasando.
No te dejes desanimar de la máquina es uno de los temas que más me gusta de Charly, me levanta el ánimo como ninguno.

Mucho se habla de la capacidad compositiva musical de Charly. Aca hablamos de su capacidad para escribir los versos más conmovedores, más románticos, más comprometidos, más satíricos y mas irónicos de la música en castellano.